Oración a San Expedito para una cura rápida

San Expedito bendito, tú que has proclamado ser el dador de salud y el sanador de los cuerpos desvanecidos.

Vengo a ti en esta hora desesperada a pedir y suplicar que sanes mi cuerpo de este mal que lo aqueja.

Tú que eres manantial de sanidad y alivio, ten piedad de este siervo tuyo y devuelve a mis piernas y brazos la fuerza que necesitan para seguir adelante.

Que esta fragilidad que experimento a causa de la enfermedad que me ataca, sea solo un mal recuerdo y se desvanezca en mi memoria.

¡Oh! Bondadoso San Expedito, tú que por largo tiempo te mantuviste oculto ante los ojos de los que hoy te rinden honor.

Permite que la cura a este padecimiento que sufro se desvanezca ante tu gran poder sanador.

Que los tratamientos que han sugerido los doctores surtan el efecto positivo que necesito para erguirme ante la vida y seguir siendo un ser productivo.

Milagroso San Expedito, derrama sobre mí tu amor y concédeme el gozo de la buena salud.

Que mi espíritu se reconforte en tu presencia para servirte eternamente y hacer honor a tu memoria.

Gracias por ser bálsamo en mi vida en estas horas de dolor por mi falta de salud, pero confió plenamente en tu divinidad y sé que curarás mi cuerpo físico.

Y con esta cura mi San expedito amado podré ser guía para mis hermanos y ser portador de tu divina gracia.

Elevo mi oración a ti con las fuerzas que me da el Espíritu Santo y con María la Virgen alcanzaré el triunfo sobre este mal que me aqueja, tomado fuertemente de tu mano. Amén.

San Expedito sana nuestros cuerpos

San  Expedito es un santo que fue martirizado como consecuencia de su conversión a la iglesia católica. Fiel servidor de las leyes de Dios. Es un Santo capaz de llevar a nuestro amado padre todas nuestras plegarias.

Ha sido proclamado sanador de los enfermos y son muy pocos feligreses conocen. Se caracteriza por ser generoso y atento cuando un fiel ora por su auxilio. Y es con la oración a San Expedito para una cura rápida, podrás experimentar su gran poder.

San Expedito, escucha nuestras plegarias y por medio de la gracia de nuestro Señor Jesucristo no favorece con la bendición de la salud. Sobre todo, regenera las fuerzas en nuestros cuerpos ya frágiles por los males que los aquejan.

Sanar implica tener la fe, la convicción y la paciencia de esperar que San Expedito obre en nosotros. Y pueda sanarnos, a través de esta oración rápida que elevamos en su santo nombre.

San Expedito nos muestra como la oración para la sanación rápida nos fortalece. Construyendo un camino directo a Dios donde podemos conocerle y tener confianza en él.

¿A que nos lleva la Oración a San Expedito?

La oración a San Expedito para una cura rápida, nos inclina a ser cada día más creyentes y más humildes ante las situaciones que la vida nos presenta.

Podríamos decir millones de cosas que pudieran explicar cómo San Expedito obra en nuestras vidas. Pero si no tenemos fe, no habrá oración de cura que pueda llegar a oídos de Dios. Pues para los cristianos la fe es la ola que mueve al mundo.

Orar a San Expedito para que nos sane con prontitud, es un acto de fe supremo. Ya que él será capaz de ayudarnos en nuestras horas de dolor y sufrimiento intercediendo ante Dios para que nos devuelva la salud.

San Expedito a través de su oración nos ha dado la herramienta que nuestra alma necesita para acercarnos a Dios. Nos da oportunidad de dejar en sus manos la maravillosa obra de sanación que sólo puede venir de lo alto.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario