Oración a San Expedito para vencer las pruebas

Mi martirizado San Expedito, tú que supiste hacer frente a las luchas con afán, sin que fuerza alguna sublevara tu fe.
Quien como humilde cordero sigue los pasos de nuestro Señor.
Escucha la súplica de este pobre seguidor tuyo, quien hoy clama por tu amparo para superar el atroz momento que atravieso en mi vida.

San Expedito bendito tú que estás en lo alto, no mires las fallas que como ser humano he cometido hasta hoy.
Deja a un lado aquello que ante tus ojos no es digno de un hermano y apiádate del frágil espíritu que hoy busca tu consuelo y ayuda.
Dale a mi corazón la fuerza y la gallardía para hacer frente a esta prueba que me agobia.
Bendice mi alma y aquello que me rodea para salir airoso de tan penosa situación.

Mi Querido San Expedito, sublime presencia que acompaña mi existir día con día.
No permitas que sucumba ante la pena y elimina de mi camino cualquier piedra que pueda hacerme tropezar sin poder detener el duro golpe que me espera.

Confío plenamente en que tú por intercesión del Altísimo serás mi protector y guía.
Tu misericordia conmigo hará más ligera la carga que cae sobre mi espalda en este momento.

De antemano te doy las gracias San Expedito amado, porque confió en que la gracia del Espíritu Santo se derramará sobre mi vida.
Y tú te coronarás victorioso, pues esa paz que necesito solo de ti provendrá.
En todo momento de dificultad me cobijaré en tus brazos y en los de mi Señor Jesucristo.
Pues en ellos encontraré el consuelo y el sosiego que necesito para seguir adelante y caminar erguido frente al monstruo que me acecha.

Mi piadoso San Expedito me apego a tu bondad y al perdón que solo proviene de nuestro Dios, confiado en que pronto caerán sobre mi sus infinitas bendiciones.

Amén.

Como nos ayuda la oración a San Expedito

En la vida siempre nos encontraremos con muchos obstáculos y pruebas para las que posiblemente no estamos preparados. Seguramente, en el camino nos sentiremos agobiados y cansados de tanto sufrir y luchar.

Estas situaciones no solo ponen a prueba nuestra capacidad de respuesta antes los conflictos. Sino también que podemos llegar a perder nuestra fe y la confianza hacia Dios.

Es allí cuando la oración se hace presente para vencer cualquier obstáculo. Y quién mejor para socorrernos que el patrono de las causas urgentes y abogado de lo imposible.

San Expedito fue un legionario romano, por lo que es el mejor para enfrentar las guerras y los conflictos que aquejan al hombre. Por tal motivo, es un santo que brinda a sus fieles la victoria sobre sus enemigos.

El será nuestro fiel guerrero y enfrentará por nosotros aquello que pretenda dañarnos. Todo lo que está socavando nuestro espíritu y cualquier mal que nos rodea.

Debemos ser firmes cuando recurrimos a la oración a San Expedito para vencer las pruebas, porque así veremos los resultados que esperamos.

Es importante orar a San Expedito

Para todo cristiano estar en constante comunicación con sus santos es importante y la oración nos da la posibilidad de mantener esa comunión entre ambas partes.

Si eres devoto de San Expedito es importante que nunca rompas tu relación con su divinidad. Recuerda que él siempre estará dispuesto a librar por ti todas las batallas que creas perdidas en tu vida.

La oración a San Expedito para vencer las pruebas es considerada la más fuerte de todas sus oraciones. En ella se infunde una verdadera necesidad de tener y recibir la bendición de este poderoso santo para superar una gran adversidad.

Por lo tanto, ora, clama, reza o súplica. Hazlo con fe y conviértete en un devoto fiel. Nunca olvides dar gracias por los favores concedidos para que San expedito te colme de sus bendiciones.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario